ALTA CONSEJERIA DISTRITAL TIC

Secretaría General

Logo de la republica de colombia

Usted está aquí

Versión para impresión Send by email

No sea presa fácil de los ciberdelincuentes

Por: lpgacha
Publicado el: Julio 2019
No sea presa fácil de los ciberdelincuentes
Juan Simón y Ana Cristina son una pareja de novios que los fines de semana suelen ir a cine a ver la película que se encuentra en cartelera, la rutina es ir a un centro comercial, comprar las boletas, crispetas y entrar a disfrutar de la función, pero hace casi un mes su rutina cambió.

Al llegar a cine, fueron abordados por una mujer que decía representar cierta empresa, les dijo que, a cambio de sus datos, podrían participar en la rifa de diferentes premios al terminar la película. La mujer les preguntó, cómo se llamaban, en dónde vivián, les pidió otros datos personales, el nombre y contacto de un familiar cercano y con ingeniería social, recolectó uno a uno de los detalles que se destacan en la pareja aquel día, como el tipo y el color de la ropa que llevaban.  

Minutos después de esa entrevista, la mamá de Ana recibió una llamada en donde le decían que su hija y el novio habían sido secuestrados y que a menos que consignara de forma inmediata la suma de 300 mil pesos, los muchachos saldrían lastimados. La mamá de Ana creyendo que era una broma, inmediatamente colgó el teléfono, le marcó a su hija, pero como lo esperaban los delincuentes, Ana tenía su celular apagado porque se encontraba disfrutando de la función a la que apenas hace algunos minutos había entrado. 
La mamá de Ana marcó varias veces desesperada, pero reiteradamente la respuesta fue la misma, sistema correo de voz. Una vez más los delincuentes llamaron a la señora y con la cabeza caliente, la mamá de Ana accedió, asumiendo que lo que le decían de su hija era cierto, e inmediatamente salió a consignar la suma que los delincuentes estaban pidiendo para el rescate de su hija, al terminar la película, Ana devolvió las llamadas a su madre, para descubrir que habían sido víctimas de una estafa.  
 
Según cifras de la Policía Nacional, como el caso de Ana y su mamá, se registran, en diferentes modalidades, cerca de 37 por día en todo el país; se trata de una serie de delitos cibernéticos que, a través de la recolección de datos, ingeniería social, malicia, y las facilidades de acceso que brinda la tecnología, acechan día a día a las personas. 
 
"Las personas crean lazos tecnológicos a diario, se bancarizan a través de su celular, establecen una dependencia electrónica porque todo lo manejan desde el computador o el celular, y a veces por esta dependencia, se crean brechas de seguridad que los ciberdelincuentes aprovechan para realizar ataques más sofisticados y focalizados a mercados específicos, como por ejemplo amas de casa, padres de familia, jóvenes", explicó Sergio Martínez Medina, Alto Consejero Distrital de TIC.  
 
Tal es el caso de Esperanza González, una ama de casa que, como buena administradora de su hogar, está pendiente de las promociones de los supermercados y los beneficios que puede adquirir, a través de las ofertas que le llegan a su correo electrónico. Hace ya unos meses, Esperanza recibió un correo de uno de los supermercados que frecuenta, donde le solicitaban ingresar su usuario y contraseña para acceder a algunas promociones, la ama de casa ingresó sus datos pero la página a donde la llevaban parecía fallida, pensando que se trataba de un error, Esperanza volvió a sus labores de hogar y unos días después que ingresó a la cuenta que tenía con ese supermercado, se percató de que los puntos que durante meses había acumulado por sus compras, habían desaparecido.  

Según María del Pilar Niño, experta en seguridad informática de la Alcaldía de Bogotá, Esperanza fue víctima de phishing, una técnica de ingeniería social utilizada por los delincuentes para obtener información confidencial como nombres de usuario, contraseñas y detalles de tarjetas de crédito; a través de un correo que pareciera una comunicación confiable y legítima, los delincuentes capturan los datos y los usan para suplantar a las personas y robarles puntos, información, o crear bases de datos de cuentas reales para enviar spam.  
 
Y estos casos son solo un pequeño ejemplo, día a día los ciberdelincuentes se idean miles de formas de aprovecharse de los más incautos, según lo registra la Policía Nacional, en la última década se han realizado cerca de 66 mil denuncias por amenazas cibernéticas en Bogotá, registrando un incremento del 36% en el último año. Pese a todas las medidas de prevención, las cifras van en aumento, ya que en lo que va corrido del 2019, ya existen más de 7 mil 50 denuncias de delitos cibernéticos solo en la capital del país.  
 
Para las autoridades, Bogotá es la ciudad del país con el mayor número de hechos criminales en esta modalidad, ya que cada hora se denuncian tres delitos informáticos. Las llamadas de las personas que se hacen pasar por funcionarios de bancos, la clonación de tarjetas, el fraude y el uso de software malicioso, son las amenazas más usadas por los ciberdelincuentes que acechan en la red.  

Esté atento a las amenazas más comunes  
 

Ransomware: a través de la suplantación, capturan la información de las personas, implantan un malware en su sistema, secuestran su información y exigen el pago de un rescate para poder acceder de nuevo a ella.  Skiming: es la clonación de las tarjetas de débito o crédito, ya sea de forma física o a través de una llamada telefónica del falso funcionario de banco. Estafa Nigeriana:  consiste en ilusionar a la víctima a través de un correo electrónico con una fortuna inexistente y persuadirla para que pague una suma de dinero por adelantado, para confirmar sus datos y poder hacer el traslado.   Smishing: envío de mensajes de texto fraudulento para que las víctimas ingresen a links o páginas fraudulentas en donde les capturan sus datos.   

 
Tips de Prevención  

  • Ante los ataques y al recibir los mensajes, use el sentido común. 
  • No use contraseñas fáciles de descifrar.
  • No use una misma contraseña para todos sus productos. 
  • Cambie sus contraseñas con regularidad.   
  • Si le envían un mensaje de actualización de datos a través de un link, no acceda. Digite directamente el link por el navegador.  
  • No entregue contraseñas por correo electrónico ni por teléfono.  
  • Asegúrese de que las páginas en donde vaya a realizar transacciones tengan el candado de seguridad e inicien por https.  
  • Mantenga siempre el antivirus actualizado en su computador. 
  • Si usted accede a internet gratuito, absténganse de realizar transacciones personales o digitar cualquier tipo de contraseñas.  
  • Realice transacciones en su computador personal, no use equipos públicos en donde sus datos puedan quedar expuestos.